La problematica de las sociedades mercantiles en crisis

La problemática de las sociedades mercantiles en crisis

sociedad mercantil en crisis

Cuando ideamos un nuevo negocio, decidimos emprender y  constituir una sociedad mercantil, al principio todo son buenas intenciones y grandes proyecciones pero cuando la actividad económica va empeorando o quizá esta en sus últimos años, nos encontramos habitualmente con emprendedores que por diferentes causas se ven forzados a pausar su actividad temporalmente o de forma indefinida.

La solución ideal sería liquidar la sociedad completamente o si no es posible por lo menos comunicar a la agencia tributaria que la actividad se va a interrumpir.

¿Pero qué ocurre si somos socios y administradores de una empresa y no comunicamos a la Agencia Tributaria el cese temporal de la actividad?, te respondo con otra pregunta ¿qué ocurre si no das de baja por ejemplo un servicio de telefonía?, pues que te seguirán cobrando tu cuota mensual y algún que otro disgusto más también.

¿Qué ocurre cuando analizado el balance de situación detectamos algunas discrepancias con la situación real?, por ejemplo, tras realizar una conciliación bancaria y ver que esa cuenta bancaria que abríamos cerca del año 2.000 ya no existe y nosotros tenemos unos cuantos euros contabilizados, o que aquel préstamo concedido  por el Banco Central Hispano  para financiar nuestra maquinaria de trabajo todavía dice que debemos 3.000.000 de pesetas y estamos totalmente seguros que lo pagamos, ¿pero cuando?, ¿Por qué no fue cancelado contablemente?.

Teniendo en cuenta estas situaciones podemos valorar las alternativas que te explico  a continuación.

ALTERNATIVA PRIMERA: Liquidar la Sociedad Mercantil

Tenemos un balance acorde con realidad, y recursos, la liquidamos, pagamos previamente todas las obligaciones con empleados, acreedores, proveedores, se reparten el resto de bienes y derechos entre los socios, con esto nos quitamos de problemas.

En el caso de que tengamos problemas reales de pago, liquidez,  de acceso a  financiación, tocará presentar concurso de acreedores, nombrar un liquidador y tras un tiempo legal la empresa será declarada fallida, si procede y desaparecerá.

ALTERNATIVA SEGUNDA: No hacer nada, no comunicar el cese temporal de la actividad a Hacienda

El Balance de situación no muestra la situación real de la empresa, además se han detectado ciertas partidas contables con proveedores, acreedores, etc   que no nos acordábamos de su existencia, ante esta situación se tendría que regularizar la situación de acuerdo al plan general contable, contra reservas, siempre y cuando tengamos suficientes y tributar en el impuesto de sociedades.

 

Finalmente si  no se  regulariza, se mira para otro lado y no comunicamos el cese temporal a hacienda nos va a costar el dinero vía  sanciones de la administración tributaria, pues si previamente no pedimos el cese de la actividad temporal de la empresa a la Agencia Tributaria, seguiremos  teniendo obligaciones fiscales como presentar los modelos fiscales de IVA, de retenciones.

Cuando menos nos demos cuenta la sociedad deberá dinero a la Hacienda Pública,  se expone a posibles inspecciones, expedientes sancionadores, también le darán de baja en el índice de entidades por no presentar los últimos tres impuestos de sociedades,  pasando a ser sociedad inactiva en Hacienda, además la responsabilidad de la empresa se podría derivar a su administrador o administradores.

Si tampoco presentamos las cuentas anuales, de oficio pueden dar de baja nuestra hoja en el Registro Mercantil, hecho que nos impedirá inscribir los libros contables, además por cada año sin depositar nos pueden sancionar con 1.200 euros.

 

ALTERNATIVA TERCERA: Comunicar cese temporal a la Administración Tributaria

Espera, hemos analizado el balance tenemos algunos saldos “pendientes de regularizar” pero no disponemos de dinero para liquidarla ni tampoco queremos tener problemas con hacienda, tenéis  la solución, comunica a Hacienda el cese temporal de tu actividad económica y no estaréis obligados a presentar los modelos trimestrales, tendréis el tiempo suficiente para crear una hoja de ruta para conseguir una nueva vía de financiación o de liquidación societaria.

Pero cuidado, la obligación de presentar el Impuesto de Sociedades, legalizar y depositar las Cuentas Anuales sigue vigente que no se os olvide, ya que os pueden sancionar por ello y si en 3 ejercicios consecutivos no se realiza pueden dar de baja del índice de entidades y cerrar tu hoja registral, el resto creo que ya te lo he contado en la alternativa segunda.

 

¿Necesitas asesoramiento contable y fiscal? , ¿Quieres crear una sociedad?, obtén una cita con uno de nuestros asesores para que estudien tu caso.

Lláma al 926 16 14 68 o escríbenos a info@asesoriagestoriaayg.com. A&G Asesoría y Gestoría de empresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *