La tributación del comercio electrónico

La tributación del comercio electrónico 2021

En un mundo tan digitalizado y globalizado como este, es normal ver operaciones de comercio exterior tanto con países miembros de la Unión Europea como con otros países terceros: EEUU, China, Arabia Saudí,… y muchas son la dudas que surgen sobre cómo nos afecta la tributación del comercio electrónico, sobre todo, con respecto al impuesto Indirecto sobre el Valor Añadido (IVA).

Actualmente, los agentes económicos españoles que intervienen en este comercio global de importaciones y exportaciones, están sujetos a la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido y a la Directiva 2006/112/CE del Consejo, de 28 de noviembre de 2006, relativa al sistema común del Impuesto sobre el Valor Añadido, principalmente.

Pero, se acercan cambios de calado en la tributación del comercio electrónico de cara al próximo 1 de julio de 2021, esto es debido a que, la Directiva 2017/2455 del Consejo, de 5 de diciembre de 2017, en lo referente a determinadas obligaciones respecto del impuesto sobre el valor añadido para las prestaciones de servicios y las ventas a distancia de bienes, esto va a suponer importantes cambios en este materia:

  • Se suprimen los umbrales por países para sustituirlos por un único umbral de todas las operaciones en su conjunto de 10.000€ dentro de la Unión. Si superas esta cantidad con las entregas de bienes y servicios TRE a clientes finales, debes facturar con el IVA de destino y tributar en dicho país. Para facilitar esta gestión, puedes darte de alta en la Ventanilla Única de España con el modelo 034 y realizar tus declaraciones trimestrales de IVA con el modelo 386, así la Agencia Tributaria se encargará de trasladar el pago de tus impuestos al país que corresponda.
  • El umbral se tendrá en cuenta para la entrega de de bienes y servicios TRE (Telecomunicaciones, Radiofusión y televisión y servicios Electrónicos) que se presten a particulares, personas jurídicas que no actúen como empresarios y con sujetos pasivos que no originen derecho a deducción total o parcial del impuesto.
  • Aún destinándose a los adquirientes anteriormente mencionados, no se aplicará el umbral, en ningún caso a: medios de transportes nuevos, bienes de instalación y montaje y a bienes sujetos a algún régimen especial (por ejemplo: REBU).
  • El umbral sólo será aplicable a agentes económicos que únicamente tengan un establecimiento permanente dentro de toda la Unión Europea. Por ejemplo, si un empresario chino o estadounidense no tiene un establecimiento permanente, el umbral no le será aplicable y tributará en destino. Tampoco será aplicable al agente económico que tenga dos establecimientos permanentes, por ejemplo: España e Italia.
  • El umbral tampoco será aplicable a los bienes importados, y estos, tributarán en el Estado Miembro de llegada de la Unión Europea.

La nueva tributación del comercio electrónico también afectará sensiblemente a las plataforma de comercio que faciliten la entrada de bienes importados con un valor intrínseco menor de 150€ de empresarios no establecidos en la Unión Europea, porque van a convertir a estas, en sujetos pasivos del Impuesto sobre el Valor Añadido sobre los bienes importados.

La plataforma no facilitaría la entrada de bienes, y por tanto no sería sujeto pasivo, si cumple los siguientes tres requisitos:

  • No establece, indirecta o directamente, los términos y condiciones de las entregas.
  • No interviene, indirecta o directamente, en la autorización de los cobros y pagos.
  • No interviene, indirecta o directamente, en el pedido o entrega de bienes

Sí bien, es importante definir el valor intrínseco de un bien, este es aquel que excluye los costes de transporte y cualquier otro impuesto o cargo que las autoridades determinen, siempre y cuando, los importes aparezcan por separados en el documento de venta.

Para terminar, la última novedad que me gustaría destacar de la Directiva 2017/2455, está relacionada con los aranceles y el IVA a la importación de los bienes de escaso valor (<22€). Estos bienes no suelen pagar ni IVA ni aranceles cuando entran en la Unión Europea, lo que supone un perjuicio con respecto a todas las operaciones intracomunitarias que sí pagan sus correspondientes impuestos.

A partir del 1 de julio de 2021, todos los bienes de valor inferior a 150€ pagarán IVA en el país de llegada a la Unión Europea, y todos los bienes de valor superior a 150€, liquidarán su IVA y arancel correspondiente a su entrada en un Estado Miembro.

Como puedes comprobar, son muchos los cambios normativos que se implantarán en 2021. No dudes en consultar con un asesor fiscal especializado en la tributación del comercio electrónico, así evitarás sustos innecesarios.

AG asesoría y gestoría de empresas, a tu lado acompañándote en todo momento. Puedes dejarnos una solicitud de información en info@asesoriagestoriaayg.com o en el 645992111.

José Carlos Cañadas Sánchez

Asesor Financiero EFPA nº 15.624

Economista nº 28.777

Gestor Administrativo nº 3.660

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *